CÓMO SE PRODUCE LA ENERGÍA ELÉCTRICA

Nota: Haz click en las flechas de la imágen para ver las distintas fases de la producción de energía fotovoltaica.

Los paneles solares son capaces de extraer la energía procedente del sol y transformarla en electricidad.. Una vez que la energía eléctrica es generada por los paneles, pasa por un inversor que transforma la corriente continua en alterna, para que puedas usarla en tu casa.

COMPONENTES DE UNA INSTALACIÓN DE ENERGÍA FOTOVOLTAICA

PANELES SOLARES (PLACAS SOLARES)

Los paneles solares, están formados por celdas fotovoltaicas fabricadas en materiales semiconductores como el arseniuro de galio o el silicio cristalino, que permiten transformar la energía producida por el sol en forma de irradiación solar en energía eléctrica. A mayor irradiación solar, mayor será la potencia generada por nuestro panel, alcanzando rendimientos cercanos al 20% en módulos de mayor calidad.

Esta conversión de energía se produce gracias al efecto fotovoltaico, por el cual un electrón pasa de la celda del panel cargada negativamente hacia otra con carga positiva, generando una corriente eléctrica continua. Por tanto, la cantidad de energía solar transformada es directamente proporcional al tamaño del módulo fotovoltaico, con lo que si necesitamos más energía, únicamente debemos instalar una mayor superficie de celdas fotovoltaicas.

Podemos diferenciar tres tipos principales de paneles solares: monocristalinos (mejor calidad), policristalinos y thin film, siendo los monocristalinos los más caros, con mejor rendimiento y más recomendados en las instalaciones fotovoltaicas. Para la elección de un tipo de panel u otro tendremos en cuenta, además del precio, los siguientes aspectos:

  • Potencia pico: máxima potencia que es capaz de generar nuestro panel solar
  • Eficiencia del panel: porcentaje de energía transformada por nuestro módulo fotovoltaico
  • Coeficiente de temperatura: a mayor temperatura del panel, menor rendimiento, por lo que buscaremos coeficientes bajos de temperatura.

En Solarizas utilizamos paneles fotovoltaicos de nueva generación, que pueden ser instalados con éxito tanto en las industrias como en los hogares y que presentan ventajas frente a los módulos convencionales. Así, son capaces de alcanzar una mayor producción energética y por ende una mejor eficiencia energética los que resultan funcionales incluso cuando la radiación es muy baja (durante el amanecer y el atardecer). Además, son más resistentes a las condiciones climáticas adversas y menos susceptibles de sufrir averías.

INVERSOR FOTOVOLTAICO

La energía producida por los paneles solares en corriente continua, pasará a través de un inversor solar donde se adecuara su frecuencia e intensidad transformándola en corriente alterna, y habilitando dicha energía eléctrica para el uso doméstico.

Dentro de los inversores podemos encontrar dos tipos en función de la modalidad de instalación fotovoltaica elegida:

  • Inversores para instalaciones con conexión a red: Permiten utilizar la energía de nuestros paneles tanto para uso propio como para ser volcada a la red.
  • Inversores para instalaciones de autoconsumo aisladas con baterias: El inversor se encarga de adecuar y transformar la energía ya sea para alimentar las batería o ser distribuida para el uso doméstico

Una vez disponemos de esta energía, utilizaremos la parte necesaria para el autoconsumo, mientras la energía sobrante, conocida como excedente de energía, puede emplearse de las siguientes maneras: almacenar dicha energía mediante baterías, verter dichos excesos a la red con el fin de obtener una compensación, o no utilizar estos excedentes, desechándolos mediante un sistema antivertido.

BATERÍAS (OPCIONAL)

La batería es un contenedor que tiene la misión de almacenar nuestros excedentes de energía y tendrán una vida útil mayor cuanto menor sea la profundidad de descarga. Es decir, mejor realizar cargas más cortas según se vaya descargando que una entera cada vez que se agote. Entre los tipos más frecuentes encontramos:

  • Baterías AGM: indicadas para pequeñas instalaciones y sin necesidad de mantenimiento
  • Baterías de litio: pequeñas, ligeras y con rápidos tiempos de carga pueden implementarse en cualquier instalación. Su principal desventaja es el coste, el cual está cada día más cerca de ser competitivo.
  • Baterías Monoblock: indicada para instalaciones de autoconsumo aisladas pequeñas
  • Baterías estacionarias: poseen una larga vida útil y están indicadas para instalaciones con altos y continuos consumos. Estará disponible para su uso cuando haga falta.

Su funcionamiento es sencillo de entender: en su interior se sitúan unas células electroquímicas que convierten la energía química almacenada en electricidad. De ese modo, cuando llega la noche y los paneles no cuentan con suficiente radiación solar para seguir generando energía eléctrica, podrás utilizar la energía acumulada en la batería.

Y si no tienes batería, recibirás el suministro procedente de la red general de distribución.

COMPONENTES SECUNDARIOS DE UNA INSTALACIÓN FOTOVOLTAICA

ESTRUCTURA DE SOPORTE DE LAS PLACAS SOLARES

Construidas con materiales resistentes a la corrosión, proporciona anclaje y orientación a nuestros paneles solares. Además existe la posibilidad de instalar estructuras móviles que orientan el panel solar a lo largo del día en función de la posición solar, maximizando su producción.

CONTADOR BIDIRECCIONAL

Permite contabilizar la energía generada junto con la energía consumida de la red, realizando el cálculo para la aplicación del balance neto a final de mes

REGULADOR DE CARGA

Controla la cantidad de energía destinada a nuestras baterías a través de nuestros paneles solares.

CABLEADO DE LA INSTALACIÓN

Estará formado por cables aislados similares a los utilizados en nuestra instalación de red eléctrica. También debe incluir el cable de conexión a tierra.

Solarizas ® es una marca registrada del Grupo Neuronalia ® - Todos los derechos reservados - Copyright © 2020